Y en abono nos convertiremos #EscribePorElCambio

Y en abono nos convertiremos #EscribePorElCambio

Y en abono nos convertiremos #EscribePorElCambio

Somos los hijos abandonados, los padres olvidados, aquellos que ya no eran bienvenidos en ningún lugar y, por eso, terminamos todos aquí… en la parte más caliente de la llamada patria. No hace falta mucho para describir lo caliente que es, sólo diré que nos hemos permitido mutuamente estar casi siempre empapados en sudor.

Durante el día somos insoportables, si nos preguntas algo entre seis de la mañana y siete de la tarde espera que respondamos con un tono grosero y áspero, pero es que el calor nos hace así. Sabemos que es en la noche cuando volvemos a ser nosotros mismos. Por esto, de vez en cuando, nos juntamos varias personas en la plaza y charlamos sobre nuestro día cuando el sol ya tiene rato de haberse ido.

Luego volvemos a casa, donde estamos solos nuevamente, recordando que esta tierra ha sido la única que no nos ha marginado. Por eso, al estar empapados en sudor, nos recostamos sobre ella y dejamos que nos abrace. Le damos también las lágrimas que no podemos mantener en nuestros corazones rotos; humedecemos la tierra.

He llegado a amar este campo, que sigue dándonos aunque no le hemos devuelto prácticamente nada, pero ahora ya no le temo a la muerte, pues sé, que cuando mi día final llegue, me recostaré sobre ella y nos volveremos uno, me volveré con gusto abono para mi tierra.