Somos Nosotros

Somos Nosotros

Somos Nosotros

Con los zapatos gastados y las medias rotas vamos caminando con prisas por la vida hasta que nos sangran los pies.
Llevamos a cuestas la fé, la moral, los miedos y las angustias durante la faena de cada día, pues somos nosotros, hermanos hijos de una misma patria; quienes jornada tras jornada a duras penas si traemos el pan a nuestras casas.
Y somos nosotros, los que caminamos con los pies cansados a la sombra de gobiernos y políticos ajenos al pueblo, para llegar cansados a nuestros hogares que no siempre son casas.
Pero como somos nosotros, todavía nos desvelamos felices, puesto que ni el gobierno más tirano nos quita el sabor a besos que tuvo esta tarde y la de ayer.

Me levanto temprano y me preparo el café de la mañana que más que hábito, es santo ritual del día a día.
Me arreglo, con los mismos zapatos gastados de toda la vida

Y no somos nosotros, cuando salgo en desaires de mi casa, ya que a veces por la mañana es difícil no sentir que nada cuenta, que nada vale.
Y tampoco somos nosotros, cuando en algunas mañanas me encamino cabizbajo a un país que ya no conozco.

Pero si somos nosotros, cuando salgo por la mañana y veo a la señora montando su puesto de pastelitos, a la vecina, que está sabrosa, y a todas las gentes levantándose otro día más a dar batalla. Pues es entonces cuando veo a mi país, Venezuela.
Y son en estas mañanas en las que me veo los zapatos, cada día mas moribundos, y sonrío.
Pues siento que bien merecería la pena hacerlo con el café aguado, y con los pies, bien descalzos.